Magdalena Sánchez, La Única

 

Magdalena Sánchez, La ÚnicaFue en el Barrio “El Mangle” de Puerto Cabello (estado Carabobo) donde el 9 de abril de 1915 nació uno de los grandes baluartes de nuestra música venezolana: María Magdalena Sánchez.

A la par de sus estudios en la Escuela Cristóbal Rojas, en la cual cursó hasta tercer grado de primaria, comenzó a explotar sus aptitudes para la música y los negocios. En el patio de su casa armaba improvisados escenarios para demostrar su talento cantando tangos, boleros y pasodobles.

Sus vecinos de “El Mangle” – pagando a locha la entrada- fueron los primeros en admirar el talento de la niña, quien con apenas 12 años, en 1927, y a raíz del fallecimiento de su madre, decide trasladarse con su familia y probar suerte en Caracas. Aquí comienza a trabajar como “colchonera” en la Colchonería Ascanio, propiedad del hermano de Conchita Ascanio, pionera de la radio en nuestro país.

Los fines de semana se realizaban excursiones en el tren de “El Encanto”. Un buen día de 1935, María Magdalena decide embarcarse en una, sin saber que allí, también viajaba el ya exitoso dúo Espín – Guanipa: Cesar y Ángel.

Encantados con la voz de la joven, deciden recomendarla al caricaturista del semanario “Fantoches”: Manuel Martínez “Manuel”, quien para ese entonces mantenía un programa de cantantes aficionados en la recién fundada emisora “Ondas Populares”, propiedad de Gonzalo Veloz Mancera, dando así su salto como cantante profesional al ser contratada para dos programas semanales de 15 minutos de duración. De inmediato comienzan las ofertas de diferentes emisoras que exigían su talento en programas de altísima popularidad.

1951… Con “Los Torrealberos”

Juan Vicente Torrealba también percibió el talento de la cantante en una de las audiciones de “El Galerón premiado” (programa conducido por Rafael Guinand en Radio Continente) y le propone realizar un par de grabaciones junto a su agrupación “Los Torrealberos”. “Los caujaritos” y “María Laya” se constituyeron en éxitos de la primera voz femenina del conjunto de Torrealba.

Su éxito le hizo viajar a Colombia, México y Cuba, donde el 18 de agosto de 1959 graba, para el sello Venevox, junto al conjunto “Los Araucanos”, dirigido por el Maestro Ernesto Torrealba.Magdalena Sánchez, La Única

La orquesta de Ulises Acosta, el Conjunto Palmarito y otros tantos también sirvieron de acompañantes en las grabaciones de Magdalena, quien abarcó en su discografía, y presentaciones personales, casi todos los géneros de la música tradicional venezolana.

Destacó también como actriz, participando en la película La epopeya de Bolívar (1968), protagonizada por Maximilian Schell y Rosanna Schiaffino, dando vida al personaje de la Negra Hipólita; y en la telenovela La doña (1972).

La tragedia de Vargas en 1999, donde perdió su casa ubicada en la Urb. Los Corales, obliga a Magdalena a trasladarse a Palo Negro, estado Aragua. Allí residió hasta el momento de su fallecimiento, el 18 de agosto de 2005.

Su inmenso talento y amplia trayectoria artística le hicieron acreedora de innumerables reconocimientos, entre ellos el Guaicaipuro de Oro en 1963 como “Cantante de música venezolana del año”. Además, se codeó con grandes figuras nacionales e internacionales, entre ellas Celia Cruz, Carmen Amaya, la Orquesta de los Hermanos Castro, Lola Flores, Libertad Lamarque, entre otras.

Durante su gira por Europa entre 1961 y 1962 fue entrevistada por la revista española Tele-Radio donde, ante la pregunta de cómo es que fue nombrada Reina del Folklore de Venezuela, respondió: “El rico folklore de mi tierra estaba perdiéndose. Yo, como buena venezolana, estaba entristecida. Entonces decidí reavivar el interés por las viejas canciones. Mi labor fue dura y larga, pero al fin lo conseguí”.

c7cca-elnacional1966febrero10

Sin embargo, lamentablemente en la actualidad es poco difundida su música en la radio de nuestro país. Las nuevas generaciones desconocen a Magdalena Sánchez; por el contrario sí saben de otras “artistas” con más publicidad que talento.

Quizá percatándose de ello, y recordando su apodo de “La única”, como la bautizara Renny Ottolina, en una entrevista realizada al diario El Globo en 1995 declaró… “Ojalá no me olviden… Yo no tengo sucesora”.

Héctor Acosta Rojas.

Escuche El mango verde  (Pasaje. Letra: Germán Fleitas Beroes. Música: Folklore)

Escuche María Laya (Pasaje. Letra: Mariano Hurtado Rondón. Música: Floklore)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s