Al maestro con cariño

0ee80-escanear0014Me desempeñaba como locutor de guardia en Radio Venezuela 790 AM aquel 13 de agosto de 2007 cuando recibí la llamada de Jesús Rafael Pérez: “Murió Henrique”, fue lo único que alcanzó a decirme. Estaba igual de afectado como quedé yo al enterarme de la noticia, la cual me tocó decir a través de la radio.

“Cumplimos con el penoso deber de anunciar el fallecimiento de Aurelio Henrique Bolívar Navas, locutor de amplia y destacada trayectoria en la radio de nuestro país…”. La tristeza no me dejó terminar el avance, inmediatamente el operador de turno dejó sonar “Humo” de la Sonora Matancera. No podía ser otro tema sino el que identificó durante muchos años lo que fuera su programa estelar: “La candela matancera”; espacio que comenzó a transmitirse, desde la señal de Radio Miranda (hoy Radio Sensación 830 AM), y luego en Radio Mundial, canal 55 (actualmente YVKE Mundial), Radio Dinámica 1490 y, una última etapa, en Radio Continente.

Henrique nació en Caracas el 9 de enero de 1940, pero fue en Cúa, estado Miranda, donde pasó su niñez y adolescencia.

Fue en 1962 cuando comenzó a vincularse directamente con el medio radiofónico, realizando libretos para programas de música venezolana en Radio Valles del Tuy, emisora de la cual posteriormente llegó a ser Sub-Director. Ya para ese entonces había abandonado sus estudios de Castellano y Literatura en el Instituto Pedagógico de Caracas, y obtenido su certificado de locutor (# 3746) en 1965.

Hablar de Henrique, gracias a “La Candela…”, es hablar de la Sonora Matancera, pero también es referirse a uno de los personajes más conocedores de la música en general; un verdadero hombre de radio que aportó su talento en, aparte de las ya nombradas, emisoras como Radio Tiempo, Radio Visión, Radio Suave, entre otras tantas donde incluso llegó a desempeñar cargos directivos; un hombre con una amplísima cultura general que demostraba en todos sus programas y en las conversaciones con sus amistades, sin dejar de lado su humildad y don de gente.

Dejo constancia de ello con el recuerdo de la primera vez que tuve la oportunidad de hablar con él, a principios de los años 90 durante su paso por Radio Dinámica 1490 AM. Ahí realizaba “La Hora de la Salsa”; y durante cierta emisión hacía alusión a un oyente que le reclamaba por el hecho de usar el mismo nombre del programa que popularizara Phidias Danilo Escalona en los años 60, a lo cual respondió que era, precisamente, una remembranza de aquel recordado espacio en el cual no sólo había estado Phidias sino, además, Floro Manco (padre de la actriz Ana Karina Manco).

– Buenas tardes, señor Henrique. Usted acaba de hablar sobre los locutores de “La Hora de la Salsa”. Nombró a Phidias y a Floro Manco; pero le faltó Evelio Acosta Wielman, quien sustituyó a Floro en la última etapa del programa.
– Cierto, Acosta Wielman vale. ¿Tú eres familia de Evelio?
– Sí señor, es mi papá.
– Mándale saludos, y dile que me llame; ah, y que me disculpe el olvido.

Entonces hizo el comentario al aire junto con unas palabras muy afectuosas hacia mi padre, quien por supuesto lo llamó para agradecerle el detalle y reencontrarse.

Supo Henrique de mi afición por la música “vieja”; y fue, años después, cuando nos recomendó a Jesús Rafael Pérez y a mí (por sugerencia de Alfredo Churión) para entrar a Radio 880 AM y hacer “Guarachando” (programa del cual he hecho referencia en escritos anteriores).

Innumerables nuestras conversas, en las cuales la radio y la música eran el leitmotiv.

Además siempre tenía el detalle de escucharme en mis posteriores programas, para los cuales tuvo comentarios de elogio y, por supuesto, críticas constructivas.

Poco antes de su fallecimiento, Henrique fue distinguido como Patrimonio Cultural Metropolitano por la Alcaldía de Caracas. La alegría que sentí cuando supe esa noticia contrasta con el dolor al saber del sorpresivo infarto que acabó con la vida de uno de los personajes que más admiro tanto en lo profesional como en lo personal.

A Bolívar Navas le debo mi primer paso formal en la radio y ese cariño que siempre me demostró a través de sus enseñanzas, sus consejos y sus historias; consciente de que aún es mucho lo que me falta por recorrer y aprender en un medio en el que hoy en día hace mucha falta gente como él.

Héctor Acosta Rojas

Escuche la presentación de La Candela Matancera

4980e-escanear0008

Entrevistando a Rogelio Martínez, Director de la Sonora Matancera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

79525-escanear0002

Junto a su comadre Celia Cruz

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Al maestro con cariño

  1. Saludos Héctor… Excelente escrito cargado de mucho sentimiento y agradecimiento hacia ese gran hombre de radio “Henrique Bolívar Navas”… Seguro que en ese lugar tan especial donde se encuentra, disfrutó de “La Vitrola Popular 950”, y siempre te iluminará y bendecirá para que en todos los aspectos de tu vida, las cosas te salgan espectaculares… Un abrazo…

    DAVID GIL B.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s