Rafa Galindo: "Todavía soy un muchachito"

Son las nueve de la mañana y mi cerebro está dando vueltas pensando a quién contactar para mi entrevista de personalidad. Pienso en varias opciones, pero por cuestiones de tiempo se me complica el asunto. De repente, cual iluminación celestial anunciando un milagro, me viene a la mente un nombre… “Claaaaaaaro, voy a llamar a Rafa”.

– Buenos días Rafita, soy Héctor, necesito un favor tuyo.
– No tengo sencillo, porsia.
– Es que me mandaron a hacer una entrevista de personalidad en la universidad y tú eres el propio.
– Pero yo no soy una personalidad vale, ahora es que me falta pa´ eso (Risas). Es más chico, ¿Cuántas veces me has entrevistado tú? Ya te debes saber mi historia completa.
– Ni tanto, tú sabes que cada vez que hablo contigo sale algún cuento nuevo.

Vale destacar que Rafa fue el primer personaje al que entrevisté cuando, aún adolescente, pensé en escribir un libro sobre la Billo´s Caracas Boys; estuvo como invitado par de veces a Guarachando y fue el “padrino” de mi programa Billoterapia, o sea que existía un afecto mutuo, una gran amistad que se manifestaba durante cada llamada telefónica o visita que nos hacíamos.

– Bueno, vente mañana como a esta hora pues y matamos eso.
– Ok. Nos vemos entonces.

Y a las nueve de la mañana estaba yo en San Martín, parado frente a las Residencias El Cabildo tocando el intercomunicador.

– Ya llegué muchachón.
– Voy bajando pues, espérame ahí.

En un instante veía caminando por el pasillo hacia la entrada del edificio a Rafa Galindo. El que con sus interpretaciones sirvió de marco musical a infinidad de romances en los años 40 y 50; el de Noche de mar, Matinatta, Ruiseñor, Un sueño y cualquier cantidad de éxitos más. El que fue bautizado por el locutor Perreti Hidalgo como “El trovador de la radio”; el único de los integrantes de la que algunos (cursimente, para mi gusto) les da por llamar la “Época de oro” de la Billo´s Caracas Boys que aún quedaba vivo.

“Muchacho estás más flaco. Me recordaste a Billo cuando le dio el tifus. Quedó tan delgado que le decíamos ‘Tripita’, y como todavía no se había recuperado del todo entonces (Guillermo) Castillo Bustamante y Ángel Briceño fueron los que se encargaron de organizar La Billo´s en 1940. Ahorita cuando subamos te echo el cuento completo. Primero déjame comprar un numerito aquí en la esquina. Hoy sale el 782 porque sí”.

Ahí estaba Rafa, en uno de sus rituales diarios, caminando hacia el puesto de loterías a comprar su triple.

De la entrada del edificio a la agencia sólo hay una cuadra, pero parece eterna debido a que durante el trayecto todos lo saludan y él los saluda a todos.

Por fin compramos el ticket de lotería (y digo compramos porque tanto insistió que terminé jugando el número también), y ahora sí para la casa, a comenzar la entrevista formalmente.”Vamos a ver cuáles son las preguntas pues, ligando que tenga las respuestas”.

– Rafael Ernesto Galindo Oramas, ese es tu nombre de pila.
Así es, pagué Bs 5,00 por la partida de nacimiento (Risas). Nací en La Victoria, estado Aragua el 24 de octubre de 1921, a las ocho en punto de la mañana. Mi abuelo Desiderio, que era músico, se llevó a todos sus compañeros de la Banda de Maracay para la casa a celebrar el acontecimiento.

– ¿Lo que quiere decir que tu afición musical viene gracias a tu abuelo?
Por supuesto. Él me llevaba a las fiestas, a los bailes y veía mi entusiasmo. Un día, tenía yo como 14 años más o menos, en pleno baile escucho a mi abuelo dirigirse al público diciendo: “Hoy les voy a presentar a un nuevo cantante de nuestra orquesta” y yo estaba parado frente a la tarima para ver quién era ese nuevo cantante. En eso vuelve a hablar: “Les presento a mi nieto Rafaelito Galindo”. Del tiro se me bajaron las medias. Yo del susto ni me movía. Casi que agarrado por las orejas me subieron a la tarima y canté Vereda Tropical.

De esa primera experiencia le quedó el gusto por el canto. Se vino a Caracas y al poco tiempo se une como integrante del Trío Antillano.

– ¿Dónde actuaba ese trío?

Éramos fijos en un cabaret que quedaba por Catia. Yo entré a sustituir a Kuroky Sánchez quien se había ido para debutar con Billo y, aunque yo también iba a hacerlo, no pude porque Castillo Bustamante y Ángel Briceño decían que yo estaba muy “jojoto” y por eso se buscaron a César Espín como bolerista de la orquesta.

César Espín formaba parte del dúo Espín – Guanipa, del cual se retiró para ensayar con la Billo´s Caracas Boys y debutar el 31 de agosto de 1940 en un prestigioso local del centro de Caracas de nombre Roof Garden. La prensa acusó a Billo Frómeta de ser el causante de la disolución del exitoso dúo y por ello se vio en la necesidad de llamar a Rafa como reemplazo inmediato para el cargo de bolerista.

Rafa Galindo: "Todavía soy un muchachito"– ¿Cómo entras a La Billo´s?
Como te decía, ya yo había ensayado con ellos pero, como recién empezaba a ponerme los pantalones largos, hubo quienes objetaron mi ingreso. La cosa es que cuando se va César Espín, el único candidato disponible, de los que habían hecho pruebas, era yo. Los otros cantantes ya estaban con otras orquestas como la de los Hermanos Belisario y Luís Alfonzo Larrain, entonces no les quedó más remedio que llamar a este servidor.

– ¿Cuál fue la causa de tu salida de La Billo´s?
Me llamaron de Bogotá para presentarme allá. Cuando se lo notifiqué a Billo me dijo que no había problema, que cuando volviera tenía mi lugar en la orquesta.

– Pero regresaste a Venezuela y no te reintegraste a La Billo´s.
No. Me había llamado Pedro J. Belisario para que grabara con él y formé después junto a Víctor Pérez una orquesta en la que el director era Aldemaro Romero. Se nos ocurrió un nombre súper original para la orquesta, la Rafa-Víctor (Risas).

Hablar con Rafa es una especie de “risoterapia” por cada una de sus ocurrencias, pero también es muy grato porque es de los que siempre está dispuesto a echar el cuento completo, enlazando una historia con otra. Cosa que nos facilita el trabajo, pues no hace falta que uno le pregunte para que responda. Conserva intacto cada uno de esos pasajes de su trayectoria artística al igual que su voz, la cual mantiene en los mismos tonos de hace más de 50 años. “Una vez el Dr. Alfonzo Ortiz Tirado, ese gran tenor mexicano, me dio un consejo: Que no hiciera el amor antes de cantar. Yo cumplo tan estrictamente las indicaciones médicas que ahora no hago el amor ni antes ni después” (Risas).

28d78-rafa– Te has paseado por casi todas las orquestas de este país. ¿Cuál te faltó?
La de Luís Alfonzo (Larrain). Estuve con Belisario en 1950, con Rafael Minaya, después volví con Billo en 1952 hasta 1957. En el 58 formé la orquesta Sans Souci, en 1963 entré a Los Melódicos y en 1968 regreso por tercera vez a La Billo´s, estuve un ratico con La Tremenda, recién acabo de grabar un disco con La Rondalla Venezolana, y ahora con la Sinfónica Municipal de Caracas sigo echando mis gallitos de vez en cuando.

– Rafa, ¿Cuándo te retiras?
¿Yo?, ahora es que me falta mijito. Yo todavía soy un muchacho (Risas)

Lo que Rafa no sabía, al momento de responderme, es que realmente esa iba a ser la última entrevista que le haría.

El martes 25 de mayo de 2010 recibí una llamada a mi celular, a golpe de 10:00 de la mañana durante la emisión de La Vitrola Popular 950, que no tenía todavía un mes al aire. Era Jesús Rafael Pérez dándome la ingrata noticia de que Rafa había muerto a consecuencia de un paro respiratorio en el Hospital Pérez Carreño hacía ya una hora.

Rafa fue la primera muerte de un artista que me tocó anunciar en el programa.

88 años de vida, de los cuales dedicó más de 60 al canto, a hacer feliz al público. Ese mismo público que, con lágrimas en los ojos, asistió a la “rumba de cajón”, como solía llamar a los velorios, a darle el último adiós en la funeraria del Cementerio del Este.

Héctor Acosta Rojas

Escuche a Rafa Galindo interpretando, con acompañamiento de la Billo´s Caracas Boys, el bolero Mucho corazón, de Emma Elena  Valdelamar. (Presentación de El “Musiú” Lacavalerie. Circa 1952)

Anuncios

2 pensamientos en “Rafa Galindo: "Todavía soy un muchachito"

  1. Excelente entrevista!, mis felicidades y mi gran admiración por usted Sr. Hector Rojas por tan excelente trabajo…. Al igual que ud, siempre (desde muy pequeño) he sido gran admirador de la música bailable ( es decir, música de las orquesta venezolanas de la epoca de los melodicos,sans souci etc..), pero en especial la orquesta Billos, es mi predilecta… Desde hace ya 7 años, me he dedicado ,en mis ratos libres, a indagar un poco sobre la orquesta, sus cantantes y sus canciones, desde la epoca de la happy boys… Hasta los momentos poseo un gran material digitalizado de la orquesta, material que he cuidado como lo que es UNA JOYA, aunque aun todavia no he logrado completar una coleccion de todas las piezas discograficas que forman parte de la discografia oficial de la Billos.. Espero lograrlo algun dia, asi como tambien compartir este material con la colectividad, es decir dar a conocer este material que ya ha sido olvidado por la población y mantener vivo ese legado, al igual que ud a traves de un espacio radial o algo parecido… A ud uqe llegue un gran saludo y mi admiracion!.. Exito.. Desde Valencia (Edo. Carabobo)…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s