Gracias Billo

048fe-billo21Era de noche, no recuerdo exactamente la hora. Lo cierto es que, como “niño bueno”, ya estaba en mi cuarto acostado cuando desde la sala de la casa escucho la fanfarria de Venevisión que anunciaba el Extra con José Sánchez Guillot dando la noticia del fallecimiento de Billo Frómeta. Mi padre le había subido adrede el volumen al televisor, pues sabía que aún no me había dormido; luego se acercó a mi habitación para preguntarme: ¿Oíste?  Y ahí estaba yo, con mis escasos 10 años, llorando “a moco suelto” por la muerte del director de la Billo´s Caracas Boys, orquesta de la cual me autocalificaba (desde mi concepto infantil) como “fanático”, cosa que despertaba la curiosidad de muchos adultos y la chanza de mis compañeros de 5to grado, quienes no lograban entender cómo podía gustarme esa “música de viejos” en vez de los ritmos de moda en ese entonces. La verdad es que yo tampoco sabía.

Lo cierto es que para mi cumpleaños, febrero del año siguiente, pedí de regalo una serie de discos, editados por la RCA Victor, titulados “La época de oro de Billo”, donde estaban las grabaciones realizadas por la orquesta desde 1940 hasta 1948. Ya pasaba yo de ser “fanático” a “coleccionista e investigador de la orquesta”.

Y así comenzó mi idea de hacer un libro, que intenté materializar cuando, ya adolescente, contacté a Rafa Galindo (con quien siempre daba gusto conversar puesto que era una fuente inagotable de historia, anécdotas y chistes) para entrevistarlo. Luego llamé a Manolo Monterrey, quien con una ternura de abuelo lamentó no poder atenderme porque estaba “muy malito” de salud. Charlie, hijo de Billo, fue también de los primeros en aceptar mis preguntas y, a partir de allí, fomentar una muy buena amistad, al igual que con otra de sus hijas, Magdalena.

Y yo seguía buscando discos, hurgando en la hemeroteca y musicalizando “Billo´s en Continente”, programa que, luego del paso de varios locutores, en 1996 le tocó asumir a mi padre, Evelio Acosta Wielman, hasta la fecha. Eso me dio la posibilidad de conocer a Omar Pérez (+), encargado de las Relaciones Públicas de la orquesta, quien me facilitó mucho material (inédito en su mayoría).

Por “asomao”, como he logrado muchas cosas en mi vida, comencé a trabajar en esos días con Oswaldo Yepes y su proyecto del Museo de la Radio, para la exposición que se realizó en el Museo Jacobo Borges. Oswaldo, a sabiendas de mi afición, sugirió realizar un encuentro de “Billistas” y me encargó contactar a los participantes.

El primero que vino a mi mente fue Henrique Bolívar Navas, y éste a su vez me sugirió contactar a “un muchacho” que tenía mucho material de la orquesta; su nombre, Jesús Rafael Pérez.

La actividad del museo no se concretó, pero sí la amistad (hermandad, realmente) con Jesús, quien al tiempo me presentó a Alfredo Churión, personaje al que escuchaba todos los Domingos a través de Radio Capital en su programa Tarde de Buenos Tiempos (actualmente, los sábados a las 10 pm).

Alfredo nos incentivó a realizar un programa dedicado a la Billo´s, nos llevó a realizar el demo que escuchó Bolívar Navas, logrando que nos dieran un espacio en Radio 880 AM. Comienza así la historia de Guarachando, el primer programa especializado en la música de la Billo´s Caracas Boys”, que, a pesar de ya no estar al aire, nos permitió durante 10 años, brindar a los oyentes una opción distinta a lo que se estaba acostumbrado hasta el momento con respecto a abordar la historia de la orquesta.

Fue Guarachando mi primera oportunidad formal en el medio radiofónico, y tanto su impacto que, gracias a Dios, muchos aún lo recuerdan, y hasta hay quienes creen que lo único que escucho es música de la Billo´s.

En cierto momento de mi vida tomé la decisión de radicarme en Bogotá, con miras a establecer un futuro a nivel profesional. La estadía me permitió conocer a un grupo de coleccionistas de la orquesta (Nelson Guerrero, Humberto Laverde, Juan Manuel Bustos, Jesús Guillermo Díaz, junto con sus familiares y amistades), quienes me abrieron sus puertas (gracias a la referencia que de mí les había hecho Omar Pérez) y brindaron su amistad de forma incondicional por el nexo “billista” que nos une.

He tenido la fortuna de conocer a músicos y cantantes que han formado parte de la Billo´s, personajes que de alguna u otra forma han tenido que ver con la orquesta, familiares del propio Billo Frómeta. He estado en lo que fue su casa en la urbanización Las Palmas, donde he recibido el afecto de la Familia Frómeta-Grillo; colaborado en películas dedicadas a su figura y agrupación; invitado a programas de radio y televisión para hablar de su historia; satisfacciones personales y profesionales que le debo a quien nunca tuve la oportunidad de conocer personalmente.

Por ello siempre al pasar por su busto, ubicado en la esquina Padre Sierra del centro de Caracas, me persigno (ante la mirada atónita de quienes están a mí alrededor en ese momento). Es mi forma, como hoy a 25 años de su fallecimiento con estas personales líneas, de darle GRACIAS por todo lo que significa en mi vida.

Héctor Acosta Rojas

Escuche Un cubano en Caracas  (Música, arreglo y dirección orquestal: Billo Frómeta)

Anuncios

3 pensamientos en “Gracias Billo

  1. MI HECTOR, SOY FIEL TESTIGO(A) ? DE TU DEVOCIÓN Y PASIÓN POR CONOCER Y DIFUNDIR LA VIDA Y OBRA MUSICAL DE BILLO, CÓMO SATISFACE HACER LO QUE NOS GUSTA ! TE FELICITO POR ESE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN QUE, SEGURAMENTE TE HA DADO Y TE DARÁ MUCHAS LUCES.

    Me gusta

  2. hector tu historia personal con billo tiene mucho q ver con la mia ,mi pasion por la orquesta es tambien desde niño y hoy conservo todos los titulares de los diarios de aquel 5 de mayo la vida me brindo la oportunidad de tocar la percusion ,y empece a tocar el guiro en la figura de PESCAITO a quien siempre con orgullo se lo dije ,comenze a pesar de no trabajar a adquirir poco a poco discos de la orquesta y a armar esa historia de cantantes ,canciones y musicos ,hoy poseo el unico programa especializado en la obra musical del maestro y su orq aqui en san juan de los morros con mas de 450 ediciones y proximo el 17 de este mes a cumplir 10 años ,le agradecere siempre a FELIX MENDEZ quien me cedia el timbal y la bateria en algunos bailes para acompañar unos temas junto a la orquesta cuando venia a nuestra ciudad y alternabamos con agrupaciones locales que integre ,luego ser el sustituto de los OMAR. PESCAITO y el sr perez en el guiro y bongo en varias ocasiones cosa q me llenara de satisfaccion por siempre y hoy continuo siendo BILLOMANO de corazon y muchos creen como te sucede q lo unico q oigo o conozco es sobre La Billo's Caracas Boys

    Me gusta

  3. Excelente y muy emotivo. El Maestro Billo Siempre vivivá gracias a su música y sus canciones…

    Ojalá que algún día, regrese “Guarachando”, y ¿Por qué no?… También “Billo Terapia”….

    Un abrazo Héctor, y gracias por compartir esas vivencias tuyas…

    DAVID GIL B.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s